Spinal stenosis

Discolisis con Ozono

Discolisis con Ozono
Las hernias discales pueden ser tratadas con ozono, de la misma manera que muchos de los dolores pro procesos reumáticos y por artrosis. La discolisis de ozono es una opción no invasiva para mejorar e incluso eliminar las hernias discales. 

Pacientes Ideales

Los pacientes candidatos a someterse a esta técnica son todos aquellos que tengan una hernia discal. La discolisis de ozono es un tratamiento minimamente invasivo sin contraindicaciones, tanto para hernias lumbares como dorsales y cervicales. Todas ellas pueden ser tratadas con ozono, y la complejidad del tratamiento dependerá de la localización de la lesión. La parte cervical tiene más complicación que la lumbar, ya que en esta última los discos son más grandes y el tratamiento se lleva a cabo con más facilidad.

Pronóstico de Cirugía

Las personas que tienen una hernia discal y cuyo diagnóstico comporta pasar por quirófano, podrán evitarse la operación gracias al ozono. Los últimos trabajos que se han hecho sobre ozono han sido realizados por un traumatólogo americano que se ha basado en 9.000 pacientes. Los resultados de la comparación entre el tratamiento con ozono y el que pasa por la técnica quirúrgica evidencian que el resultado clínico ( la disminución de molestias, la desaparición de dolor, etc.) es el mismo. Incluso con el ozono se puede conseguir que la hernia desaparezca por completo.

Otros Abordajes

En función de la técnica que se use se tardará más o menos tiempo en notar los resultados positivos.  La técnica intradiscal se lleva a cabo dentro de quirófano y lo que se hace es ir directamente sobre el disco. El resultado positivo se obtiene en tan solo una sesión, rara vez se precisa de una segunda. Otra manera de abordar las hernias discales es a nivel paravertebral, una forma que no conlleva ni riesgo  ni molestias. El resultado es el mismo que el comentado anteriormente pero los beneficios aparecen al cabo de tres o cuatro sesiones, y para consolidarlo hacen falta ocho. Por otra parte, las personas que ya han sido operadas de hernias y que siguen padeciendo dolor también pueden ser tratadas con ozono. Se actúa a nivel neurológico, incidiendo sobre los nervios que  han quedado resentidos. En pocas sesiones se recupera la funcionalidad perdida.

Mantenimiento

Las personas tratadas con alguna de estas técnicas deberán hacer sesiones de recordatorio de vez en cuando, dependiendo siempre del paciente y del grado de evolución conseguido. Por ejemplo, una columna joven y sana y que haya conseguido revertir la lesión en el disco, es poco probable que necesite un seguimiento o repetición de tratamiento, ya que el problema ya estará resuelto. En cambio, cuando nos encontramos con una columna con degeneración discal con unos años de evolución y desgaste, lo  más probable es que se precise de unas sesiones de repetición para continuar favoreciendo la regeneración de tejidos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s