Category Archives: Neurocirugía

Recuperación…

Bien, pues después de casi dos años, hoy por fin recuperé el control de mi cuenta de WordPress.

Nuevamente seguire publicando y actualizando este blog con información novedosa de ms actividades y lo que ofrecemos en nuestra practica diaria.

Un saludo a todos los seguidores, y les agradezco su paciencia y su lealtad.

Lipomeningocele

Es una lesión congénita que está relacionada con la espina bífida.

Está asociado con la acumulación anormal de grasa que comienza debajo del nivel de la piel y se extiende a través de la abertura ósea de la médula espinal.

La lesión en sí misma está compuesta de un cono medular descendente infiltrado con grasa, que continúa hacia afuera del defecto fascial, óseo y dural que emerge como una masa subcutánea cubierta de piel y que se suele encontrar en la región lumbosacra.

Epidemiología

Estas lesiones se tornan evidentes dentro de los primeros meses o años de vida. Afecta a las mujeres más que a los hombres en una proporción de 1,5 a 1.

Es la causa más frecuente de anclaje medular, que da lugar a deterioro neurológico, debido a isquemia del cono medular y de las raíces.

Se sospecha una tendencia hereditaria a un error de desarrollo regional que afecta a los segmentos embrionarios ya que en una ocasión de gemelos con lipomielomeningocele caudal se apreció formación de teratomas espinales en uno de ellos (Oliveria 2010).

Clínica Estas lesiones están cubiertas por piel y no duelen.

Suele producir síntomas con el crecimiento del niño, que consisten en alteraciones en el control esfinteriano y deformaciones ortopédicas en los pies. Los síntomas son debidos a que el lipoma fija en dirección caudal la médula espinal, anclando el cono medular a la región lumbosacra, lo que provoca un estiramiento patológico de toda la médula espinal.

Los pacientes pueden perder función neurológica dentro de las primeras semanas posteriores al nacimiento pero, con mayor asiduidad, el lapso de deterioro se da a lo largo de un período de meses o años. Los síntomas neurológicos suelen ser debilidad e incontinencia urinaria e intestinal. La debilidad puede ser simétrica o asimétrica y puede traer como consecuencia una atrofia de las extremidades inferiores. En los adolescentes mayores y en los adultos, el dolor puede ser el motor que impulse al paciente a someterse a un examen clínico. El dolor puede ser difícil de describir y de naturaleza radiante. Puede haber una limitación de la movilidad de la espalda.

Diagnóstico

La imagen de resonancia magnética, se ha vuelto el estudio por imágenes preferido para las lipomielomeningoceles y los lipomas de médula espinal. Pueden dar datos anatómicos extraordinarios. Esto ayudará al cirujano a planificar la intervención quirúrgica. En la mayoría de los casos, las placas radiográficas simples reflejarán la espina bífida.

Tratamiento

Los objetivos de la cirugía consisten en liberar la fijación de lípido en la médula espinal y reducir el grosor del tumor graso.

El simple tratamiento cosmético de la almohadilla grasa subcutánea no previene el déficit neurológico y puede dificultar el tratamiento definitivo posterior.

El tratamiento quirúrgico se indica cuando el paciente llega a los 2 meses de edad, o antes si es que el paciente consulta a una mayor edad.

El tratamiento consiste en la extirpación de lipomas (subtotal), sutura de la piamadre espinal, y la sección del filum terminal.

La sutura de la piamadre espinal es de suma importancia en prevención del reanclaje (Huang 2010).

Pronóstico

En general, con cirugía mejora el 19 por ciento de los pacientes, 75 por ciento permanecerá sin cambios y el 6 por ciento se agravará.

Bibliografía

Huang, Sheng-Li, Wei Shi, y Li-Gen Zhang. 2010. Surgical treatment for lipomyelomeningocele in children. World Journal of Pediatrics: WJP (Junio 12). doi:10.1007/s12519-010-0210-3. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20549411.

Oliveria, Seth F, Eric M Thompson, y Nathan R Selden. 2010. Lumbar lipomyelomeningocele and sacrococcygeal teratoma in siblings: support for an alternative theory of spinal teratoma formation. Journal of Neurosurgery. Pediatrics 5, no. 6 (Junio): 626-629. doi:10.3171/2010.2.PEDS09502.

Espondilosis cervical

hern_disEs un trastorno en el cual hay un desgaste anormal en el cartílago y los huesos del cuello (vértebras cervicales). Es una causa común de dolor cervical crónico.

Causas

La espondilosis cervical es causada por el desgaste crónico de la columna cervical. Esto incluye los discos o amortiguadores entre las vértebras del cuello y las articulaciones entre los huesos de la columna cervical. Pueden presentarse crecimientos anormales o “espolones” en los huesos de la columna (vértebras).

Estos cambios pueden, con el tiempo, causar presión sobre (comprimir) una o más de las raíces de los nervios. En casos avanzados, la médula espinal resulta comprometida. Esto puede afectar no sólo los brazos sino también las piernas.

El desgaste y desgarre diarios pueden iniciar estos cambios. Las personas que son muy activas en el trabajo o en los deportes pueden ser más propensas a padecerlos.

El mayor factor de riesgo es el envejecimiento. A los 60 años, la mayoría de las personas muestran signos de espondilosis cervical en las radiografías. Otros factores que pueden hacer a una persona más propensa a padecer espondilosis son:

  • Tener sobrepeso y no hacer ejercicio
  • Tener un trabajo que requiera levantar objetos pesados o agacharse o girar mucho
  • Lesión cervical pasada (con frecuencia algunos años antes)
  • Cirugía anterior de columna
  • Hernia discal
  • Artritis grave
  • Pequeñas fracturas de la columna a raíz de la osteoporosis

Síntomas

Los síntomas a menudo se presentan de manera lenta con el tiempo, pero pueden comenzar o empeorar súbitamente. El dolor puede ser leve o puede ser profundo y tan intenso que usted no puede moverse.

Usted puede sentir dolor por encima del omóplato o éste se puede irradiar al brazo, al antebrazo o (en raras ocasiones) a los dedos.

El dolor puede empeorar:

  • Después de pararse o sentarse.
  • Por la noche.
  • Cuando estornuda, tose o se ríe.
  • Cuando dobla el cuello hacia atrás o camina más de unas pocas yardas.

Usted también puede tener debilidad en ciertos músculos. Algunas veces, tal vez no lo note hasta que su médico lo examine. En otros casos, notará que tiene dificultad para alzar el brazo, apretar fuertemente con una de las manos u otros problemas.

Otros síntomas comunes son:

  • Rigidez en el cuello que empeora con el tiempo.
  • Entumecimiento o sensaciones anormales en los hombros, brazos o, en raras ocasiones, en las piernas.
  • Dolores de cabeza, especialmente en la parte posterior de la cabeza.

Los síntomas menos comunes son:

  • Pérdida del equilibrio.
  • Pérdida del control de esfínteres (si hay presión sobre la médula espinal).

Pruebas y exámenes

Un examen puede mostrar que usted tiene dificultad para mover la cabeza hacia el hombro y rotarla.

El médico puede pedirle que flexione la cabeza hacia adelante y hacia los lados mientras ejerce presión suave hacia abajo en la parte superior de ésta. El aumento del dolor o del entumecimiento durante este examen por lo regular es un signo de que hay presión sobre un nervio en la columna vertebral.

La debilidad o la pérdida de sensibilidad pueden ser signos de daño a ciertas raíces nerviosas o a la médula espinal.

Se puede hacer una radiografía del cuello o de la columna para buscar artritis u otros cambios en esta última.

La resonancia magnética del cuello se hace cuando usted tiene:

  • Dolor intenso en el brazo o el cuello que no mejora con tratamiento.
  • Debilidad o entumecimiento en brazos o manos.

Se pueden hacer una EMG (electromiografía) y pruebas de la velocidad de conducción nerviosa para examinar el funcionamiento de las raíces nerviosas.

Tratamiento

El médico y otros profesionales de la salud pueden ayudarle a manejar su dolor para que usted pueda permanecer activo.

  • El médico puede remitirlo a fisioterapia. El fisioterapeuta le ayudará a reducir el dolor utilizando estiramientos y le mostrará cómo hacer ejercicios que fortalezcan los músculos del cuello.
  • El terapeuta también puede usar tracción cervical para aliviar algo de la presión allí.
  • Usted también puede ver a un masoterapeuta (especialista en masajes), alguien que realice acupuntura o alguien que lleve a cabo manipulación de la columna (quiropráctico, médico osteópata o fisioterapeuta). Algunas veces, unas pocas visitas ayudarán con el dolor del cuello.
  • Las compresas frías y la terapia con calor pueden ayudar con su dolor durante las reagudizaciones.

Un tipo de psicoterapia, llamada terapia conductual cognitiva, puede servir si el dolor está teniendo un impacto serio en su vida. Esta técnica le ayuda a entender mejor su dolor y le enseña cómo manejarlo.

Los medicamentos pueden ayudar con su dolor en el cuello. El médico puede recetarle antinflamatorios no esteroides (AINE) para el control del dolor a largo plazo. Se pueden recetar narcóticos si el dolor es intenso y no responde a los AINE.

Si el dolor no responde a estos tratamientos o usted tiene una pérdida del movimiento o de la sensibilidad, se contempla la posibilidad de la cirugía. La cirugía se hace para aliviar la presión en los nervios o la médula espinal.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los pacientes con espondilosis cervical tienen algunos síntomas prolongados. Estos síntomas mejoran con  tratamientos no quirúrgicos y no necesitan cirugía.

La mayoría de las personas con este problema son capaces de llevar vidas activas. Algunos pacientes tendrán que vivir con dolor crónico.

Posibles complicaciones

  • Incapacidad para retener las heces (incontinencia fecal) o la orina (incontinencia urinaria)
  • Pérdida de la función o sensibilidad muscular
  • Discapacidad permanente (ocasional)
  • Equilibrio deficiente

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • La afección empeora.
  • Hay signos de complicaciones.
  • Presenta nuevos síntomas, como pérdida del movimiento o de la sensibilidad en un área del cuerpo.
  • Pierde el control de esfínteres (llame de inmediato).

Nombres alternativos

Osteoartritis cervical; Artritis del cuello; Artritis cervical; Dolor cervical crónico

Referencias

Rosenbaum RB, Kula RW. Disorders of bones, joints, ligaments, and meninges. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2012:chap 73.

Cohen I, Jouve C. Cervical radiculopathy. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD Jr, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2008:chap 4.

Takagi I, Eliyas K, Stadlan N. Cervical spondylosis: an update on pathophysiology, clinical manifestation, and management strategies. Dis Mon. 2011;57:583-591

Tumor hipofisario

Es un crecimiento anormal en la hipófisis, la parte del cerebro que regula el equilibrio de muchas hormonas en el cuerpo.

IndianJEndocrMetab_2012_16_5_713_100659_u4

Causas

La mayoría de los tumores hipofisarios no son cancerosos (benignos). Hasta el 20% de las personas tienen tumores hipofisarios. Muchos de estos tumores no causan síntomas y nunca se diagnostican durante la vida de la persona

La hipófisis es una glándula endocrina del tamaño de una arveja que está ubicada en la base del cerebro y ayuda a controlar la secreción de hormonas de otras glándulas endocrinas, como la tiroides, las glándulas sexuales y las glándulas suprarrenales. La hipófisis también secreta hormonas que afectan directamente los tejidos corporales, como los huesos y las glándulas mamarias. Entre estas hormonas se encuentran las siguientes:

  • Corticotropina (ACTH, por sus siglas en inglés)
  • Hormona del crecimiento (HC)
  • Prolactina
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés)
  • Hormona luteinizante (HL) y hormona foliculoestimulante (FSH, por sus siglas en inglés)
A medida que el tumor hipofisario crece, se puede presentar daño en las células normales secretoras de hormonas de la hipófisis. Esto provoca que la hipófisis no produzca suficiente cantidad de sus hormonas, una afección llamada hipopituitarismo.

Se desconocen las causas de los tumores hipofisarios. Algunos son parte de un trastorno hereditario llamadoneoplasia endocrina múltiple I (NEM I).

La hipófisis puede resultar afectada por tumores cerebrales que se desarrollan en la misma parte del cerebro, ocasionando síntomas.

Síntomas

Algunos tumores hipofisarios producen demasiada cantidad de una o más hormonas. Como resultado de esto, se pueden presentar síntomas de una o más de las siguientes afecciones:

  • Hipertiroidismo (extremadamente infrecuente)
  • Síndrome de Cushing
  • Gigantismo o acromegalia
  • Secreción del pezón y periodos menstruales ausentes o irregulares
  • Disminución del funcionamiento sexual en los hombres

Los síntomas causados por presión a causa de un tumor hipofisario grande pueden abarcar:

  • Cambios en la visión como visión doble, pérdida del campo visual, párpados caídos.
  • Dolor de cabeza.
  • Letargo.
  • Flujo nasal de líquido transparente.
  • Náuseas y vómitos.
  • Problemas con el sentido del olfato.
  • En contadas ocasiones, estos síntomas pueden ocurrir súbitamente y pueden ser graves (infarto de la hipófisis).

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico. Observará cualquier problema de visión doble y campo visual, tales como pérdida de la visión lateral (periférica) o de la capacidad de ver en ciertas áreas.

Entre los exámenes de la función endocrina que se pueden ordenar están:

  • Niveles de cortisol: prueba de inhibición con dexametasona, examen de cortisol en orina
  • Niveles de hormona folículoestimulante (FSH)
  • Niveles del factor de crecimiento insulinoide tipo 1 (IGF-1)
  • Niveles de hormona luteinizante (LH)
  • Niveles de prolactina sérica
  • Niveles de testosterona/estradiol
  • Niveles de hormona tiroidea: examen de T4 libre, examen de la hormona estimulante de la tiroides

Los exámenes que ayudan a confirmar el diagnóstico son, entre otros, los siguientes:

  • Campo visual
  • Resonancia magnética de la cabeza

Tratamiento

A menudo, es necesaria la cirugía para extirpar el tumor, en especial si éste está presionando los nervios ópticos (los nervios que controlan la visión).

La mayor parte del tiempo, los tumores hipofisarios se pueden extirpar quirúrgicamente a través de la nariz y los senos paranasales. Si el tumor no se puede extirpar de esta manera, se hace esto a través del cráneo (transcraneal).

Se puede utilizar radioterapia para reducir el tamaño del tumor en personas que no pueden someterse a una cirugía. También se puede usar si el tumor retorna después de la cirugía.

En algunos casos, se recetan medicamentos para reducir el tamaño de ciertos tipos de tumores.

Expectativas (pronóstico)

Si el tumor se puede extirpar quirúrgicamente, el pronóstico es de aceptable a bueno, dependiendo de si se elimina todo el tumor.

Posibles complicaciones

La complicación más grave es la ceguera, lo cual puede ocurrir si se daña seriamente el nervio óptico.

El tumor o su extirpación pueden causar desequilibrios hormonales permanentes. Es posible que sea necesario reponer las hormonas afectadas y usted tal vez necesite tomar medicamentos por el resto de su vida.

La cirugía puede dañar algunas veces la hipófisis posterior (parte posterior de la glándula). Esto puede conducir a diabetes insípida, una enfermedad con síntomas de micción frecuente y sed extrema.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si desarrolla cualquier síntoma de un tumor hipofisario.

Nombres alternativos

Tumor pituitario (tumor de la hipófisis); Adenoma hipofisiario

Referencias

Melmed S, Kleinberg D. Pituitary masses and tumors. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 9.

Molitch ME. Anterior pituitary. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 231.

Ependimoma

Ependimoma infratentorial

a15eb85a8775b98a44b6378a178131a4.media.300x345Es un tumor neuroepitelial dentro de los tumores ependimarios.Se desarrolla a partir del ependimocito.
Nacen del suelo del 4º ventrículo e invaden especialmente el obex.

Epidemiología

Representan el tercer tumor intracraneal más frecuente en niños.

Son más frecuentes en la edad pediátrica.

60-70 % son infratentoriales y comprenden el 25 % de los de la región del IV ventrículo.

Los subependimomas suelen estar localizados en el suelo del cuarto ventrículo o en los ventrículos laterales. Generalmente son de pequeño tamaño y se descubren accidentalmente en las autopsias de hombres mayores.

Clínica

Cuando presentan hidrocefalia se suelen manifestar por signos de hipertensión endocraneal (Cefalea, náuseas, vómitos).Se debe a una obstrucción en los ventrículos.Los vómitos suelen ser matutinos.

Si se presentan por sintomatología cerebelosa suelen debutar con ataxia de tronco y apendicular, por lo que a pueden tropezar o caminar de manera torpe o no coordinada.

Los síntomas dependerán del tamaño y de la localización del tumor.

Diagnóstico

ependimomainfratentorial

Pueden tener hidrocefalia asociada.

En RM muestran mayor coeficiente de difusión aparente (ADC)que los meduloblastomas.

El uso de la espectroscopia por RM para diferenciarlo del meduloblastoma no aporta datos por la variabilidad y solapamiento de las relaciones colina / NAA (Yuh y col., 2009).

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial se plantea con el meduloblastoma (este suele arrancar del fastigium (techo) y el ependimoma del suelo).

Los astrocitomas (hipointensos) y el atrapamiento del IV ventrículo.

Los ependimomas suelen tener calcificaciones, necrosis central y ser más heterogeneos con tendencia al crecimiento dentro del ventrículo.

1 y 3.con contraste

El componente exofítico suele ser hiperintenso en T2.

Tratamiento

El tratamiento de elección es la cirugía combinada (extirpación máxima posible) con radioterapia de 45-48 Gy sobre lecho tumoral.

Solo RT espinal en el caso de metástasis espinal, aunque la profilaxis es un tema controvertido.

Bibliografía

Yuh, E.L., Barkovich, A.J. & Gupta, N., 2009. Imaging of ependymomas: MRI and CT. Child’s Nervous System, 25(10), págs.1203-1213.

“Ciática”. Dolor lumbar bajo y dolor de la pierna.

“Ciática” es un dolor intenso en la pierna, en el trayecto del nervio ciático. El dolor se siente que corre desde la parte posterior de la nalga a lo largo del muslo hasta el tobillo y el pie.

  • Puede iniciar de manera súbita o gradualmente, y se caracteriza por su calidad semejante a una descarga eléctrica, muy aguda.
  • Los movimientos exacerban el dolor.
  • El dolor se puede distribuir a lo largo de la pierna, pero es posible que existan puntos donde el dolor es mas intenso.
  • El dolor se asocia con entumecimiento y/o hormigueo en el trayecto del nervio.

“Ciática” es el resultado de cualquier proceso que cause irritación o compresión de las raíces nerviosas que forman el nervio ciático. La compresión puede ser resultado de una hernia de disco, un estrechamiento del canal espinal y mas raramente por infecciones o tumores.

El nervio ciatico es el mas largo y grueso del cuerpo. Mide casi dos centímetros de diámetro, se origina en el plexo sacro. Se encarga de sensibilidad y movimiento de la rodilla, el tobillo y el pie.

Piriformis syndrome

Preguntas frecuentes:

¿Cual es la causa de mi dolor? 

Su dolor puede ser causado por una hernia o un abombamiento del disco intervertebral, por un proceso degenerativo de su columna, por estenosis espinal, un tumor o una infección, espondilolistesis o fracturas vertebrales. Cualquiera de estas condiciones puede causar compresión o irritación del nervio ciático y causarle dolor.

¿Voy a requerir cirugía?

Requiere cirugía solo en los siguientes casos:

  • Cuando hay problemas para defecar o para orinar. Esto es raro, pero puede ocurrir cuando hay compresion de las raíces nerviosas
  • Si tiene estenosis espinal y su médico considera que la cirugía es su mejor opción.
  • Si tiene disfunción neurológica severa, tal como una disminución de la fuerza o dificultad para caminar.
  • Su dolor es muy intenso y no mejora con el tratamiento médico y la rehabilitación.

¿Como es la cirugía que me realizarían?

El procedimiento mas común es la microdiscectomia. El cirujano retira el disco herniado que causa la compresión de la raíz. Se realiza bajo visión microscópica o con lupas quirúrgicas. Debido a que es un procedimiento de mínima invasión, la recuperación es más rápida que con otros procedimientos realizados en el pasado.

¿Que medicamentos puedo tomar para aliviar mi dolor?

Puede utilizar medicamentos de los que se expiden sin receta, como el Paracetamol, Ibuprofeno o Naproxeno

Novedades…

metas-Paso-a-Paso

Pues así, como si nada, ya se nos fue una tercera parte de este año. Este es mi tercer año ya ya fijo en esta ciudad. Y creo que he logrado muchas de las metas que me he trazado. Todavía faltan muchas, pero hay que tener paciencia. Poco a poco estoy creando presencia en el medio. Hace dos años nadie sabía que existía y aun así tuve trabajo. El número de pacientes y de casos va en aumento. Me sorprende como todavía después de tres años todavía hay quienes creen que vivo en otra ciudad, que solo vengo los fines de semana. Pero bueno. Debo ser paciente.

Lo importante es que en este tiempo ya logré identificar los principales problemas de salud de la región y ya sé en que debo enfocarme:

  • Hernias de disco
  • Hemorragia cerebral: llámese hipertensiva o subaracnoidoea
  • Tumores cerebrales

En ese orden. También ya identifiqué lo que la gente prefiere y como le gusta que los abordes al momento de ofrecerle la cirugía. Ya tropecé al momento de cobrar honorarios, es parte del proceso de aprendizaje, estoy aprendiendo eso de hacer “paquetes”, es natural cometer errores. Ya aprendí a trabajar con las compañías de seguros. Sé que en futuro vienen cosas buenas. Es cuestión de ser paciente y no volver a desesperar…